¿Qué dice tu Lenguaje Corporal en el Trabajo? 

four person holding app banners

Photo by rawpixel.com on Pexels.com

Con frecuencia, en los entrenamientos que ofrezco a profesionales, los participantes me preguntan sobre la vestimenta correcta, el perfume a usar, cómo pueden pulir su imagen y demás, y yo les insisto en cuidar también su lenguaje corporal porque debe estar acorde a su imagen profesional.

Es entonces, cuando yo les pregunto: ¿Qué mensaje transmiten tus movimientos? y la respuesta es una cara de asombro.

Esto nos pasa a la mayoría, pues no siempre estamos conscientes de que nuestro lenguaje corporal comunica mucho antes de que comencemos a hablar. Nuestros gestos, la forma de caminar, de movernos, la postura al sentarnos, la manera de saludar, todo transmite. En el entorno corporativo es importante el dominio de la comunicación no verbal para aportar a un buen discurso, tanto en una simple conversación como en entrevistas, reuniones y presentaciones.

“El 60% de la comunicación humana es no verbal: lenguaje corporal. El 30% es tu tono de voz. Eso significa que el 90% de lo que estás comunicando no viene de tu boca” Hitch

Para lograr un buen lenguaje corporal toma en cuenta lo siguiente:

Mujer ejecutivaRostro

¡Sonríe! El poder de la sonrisa es infinito; en ocasiones, logra lo que las palabras no pueden. Una sonrisa demuestra que eres una persona segura, amistosa, accesible y dispuesta a conversar. Eso no significa que debes mantener un rostro risueño todo el tiempo, se necesita coherencia entre el rostro y el tema de la conversación.

Sonreír no es lo mismo que reír. Aunque la risa, al igual que la sonrisa, es un elemento socializador y ayuda a combatir el estrés, hay que saber cuándo es oportuna. Pues por el exceso de buen humor se puede calificar a una persona como poco seria e inmadura, imagen inapropiada en un entorno de obligaciones y responsabilidades.

Contacto Visual

Al hablar con otra persona es necesario mirarla a los ojos, así le expresamos nuestra atención e interés en su plática. Para lograr una conexión con nuestro interlocutor, es necesario que la mirada sea de la manera adecuada. Sobre todo conocer cuáles son los límites en el entorno laboral:

  • La mirada no debe ser intimidante, no debe mantenerse fija e insistente. Se debe apartar unos segundos para eliminar un poco de presión a la otra persona.

    man and woman shaking hands

    Photo by rawpixel.com on Pexels.com

  • No es correcto mirar de arriba abajo a otra persona mientras conversamos con ella.
  • En el entorno laboral, no se debe traspasar el espacio visual permitido de otra persona. En este punto, una capacitación en Etiqueta Corporativa te puede ayudar a conocer cómo y dónde mirar sobre todo si no se trata de una relación estrecha o de confianza.

Postura

 Mientras estés de pie, mantén la espalda recta. Esto muestra seguridad, interés y respeto a los demás. Durante una conversación, mantén una postura de receptividad, con los pies apuntando hacia la persona con quien conversas y tu hombro de frente a él. Evita los brazos cruzados, esto se interpreta como una barrera o distancia hacia la otra persona.

Una postura que muestra seguridad es mantener ambas manos juntas, tocadas en las puntas de los dedos, al nivel de la cintura.

En el entorno corporativo tanto los hombres como las mujeres deben mantener una postura correcta al sentarse. Las diferencias existen al cruzar las piernas. Los hombres se sientan con las piernas abiertas y si optan por cruzarlas, lo hacen elevando el tobillo casi a la altura de la rodilla. En cambio, las mujeres siempre deben mantener las piernas y las rodillas unidas. Se recomienda mantener los pies paralelos tocando el piso o cruzando ligeramente los tobillos. En todo caso, se debe mantener la espalda recta.

woman in blue suit jacket

Photo by Jopwell on Pexels.com

En el ámbito laboral, jamás te quites los zapatos al estar sentado, aunque tus pies estén ocultos debajo de la mesa.

Mientras estés de pie, debes mantener el cuerpo derecho y la cabeza erguida sin apoyarte de algún mueble o pared. Muestra una postura elegante, no de dejadez. Lo mismo aplica para cuando estés sentado.

Cada persona tiene su estilo personal de caminar que, dependiendo de su forma, refleja un estado de ánimo. El profesional debe denotar buena actitud y seguridad al andar, haciéndolo de manera elegante, a un ritmo pausado (ni rápido ni despacio), con el cuerpo erguido y la barbilla paralela al piso.

Para tener una buena postura al caminar, también es necesario calzar el zapato adecuado.

Gestos. Al realizar movimientos con las manos, mantenlas abiertas, sin señalar. Evita los movimientos con las manos sin parar, pueden desvirtuar el mensaje. No toques, sin motivo alguno, a tu interlocutor.

Silencio. Es válido hacer momentos de pausa al hablar, no muy largos, para lograr mayor atención de la audiencia.

Voz. Habla con cambios de entonación para transmitir y lograr emociones. Lleva un buen ritmo (ni muy rápido, ni muy despacio), buena pronunciación y evita el uso de muletillas.

La voz refleja emociones por lo que el timbre de voz, importa tanto como el contenido del mensaje. Un tono de voz grave indica madurez y genera confianza. Un tono de voz muy bajo indica inseguridad, debilidad. Mantén un volumen moderado para proyectar una mejor imagen.

 Gestos que pueden sabotear tu mensaje:

 

Mirar el reloj o mirar hacia otro lado con insistencia.

standing man looking his watch

Mirar el reloj insistentemente puede sabotear tu imagen

Es una muestra de desinterés.

Poner la cara seria cuando alguien nos sonríe.

Puede expresar: “No me simpatizas”, “déjame en paz”.

Colocar las manos en la cintura.

Puede significar disgusto o dominio.

Hablar o escuchar con las manos dentro de los bolsillos.

Se puede interpretar como desinterés, distraído, ausente.

Cuando se tienen las piernas cruzadas sin parar de mover un pie.

Se conoce como Síndrome de la Pierna Inquieta. Demuestra aburrimiento y desinterés.

Falta de contacto visual o mirada perdida.

Denota timidez, desinterés o que oculta algo.

Echarse para atrás en medio de una conversación.

Significa rechazo, desinterés, distracción, sentir invadido su espacio personal.

Tocarse la cara, la nariz, rascarse la cabeza.

Indica nerviosismo. Además, luce antihigiénico y no debe hacerse en público.

 

Te recomiendo leer también:

Vestimenta Corporativa para la Mujer

Vestuario Corporativo para Hombres

Viste para el éxito

Imagen y Apariencia en el Trabajo


La autora es egresada de la Escuela de Protocolo de Washington y miembro del Protocol y Diplomacy Internacional – Protocol Officers Association (Washington, DC).

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s