Lleva Tus Modales a la Oficina

group of people raising right hand

Photo by rawpixel.com on Pexels.com

Con la idea de motivar un ambiente de colaboración y armonía en el ámbito laboral, la Escuela de Protocolo de Washington (PSOW) líder mundial en la capacitación de etiqueta corporativa, propuso la celebración del Día de Llevar los Modales al Trabajo, cada 7 de septiembre.

Ese día salió publicado este artículo, de mi autoría,  en Las Sociales del periódico Listín Diario (Santo Domingo, República Dominicana). Sin embargo, entiendo que los modales deben llevarse todos los días al trabajo. Cada vez más noto cuánta falta hace una dosis alta de cortesía en los empleados hacia los clientes: saludar con voz clara y estableciendo contacto visual, eliminar la gritadera entre uno y otro empleado, parar las pláticas entre empleados cuando llega un cliente, el celular no debe estar presente mientras se atiende un cliente, en fin se necesita con urgencia poner en práctica los principios fundamentales de un buen servicio al cliente, basados en la cortesía.

Continuando con la propuesta original de este artículo, y porque las relaciones de un profesional no se limitan a los clientes sino también se establecen con sus compañeros de trabajo, comparto la lista de modales sugerida por esa prestigiosa institución de la cual soy egresada:

Sé amable. Una sonrisa y una palabra cortés pueden mejorar el día de estrés y presión de cualquier compañero de trabajo. Un trato amistoso promueve un ambiente de colaboración y de éxito en el trabajo.

Sé confiable. Un profesional que inspira confianza es muy valorado por la empresa y por sus compañeros.

Sé receptivo a la integración de nuevos miembros. Dedica tiempo para conocer a nuevos integrantes de la empresa y ofrece tu colaboración como un aporte a sus funciones. Ese puede ser el inicio de una gran relación laboral.

Mantén una actitud positiva. Una buena actitud es fundamental para enfrentar situaciones difíciles y desarrollar un eficaz trabajo en equipo. Además, es vital en la atención al cliente.

Recuerda nombres. Llama a las personas por su nombre, sin importar el tamaño de la empresa. Este detalle estrecha relaciones y compromete a los miembros del equipo a realizar una mejor labor.

Trata los conflictos con tacto. Nadie escapa a los conflictos aún estando acompañado de los mejores profesionales. Lo importante es saber manejarlos con delicadeza y en muchas ocasiones, en privado. Así evitarás un momento incómodo y se resolverá de mejor forma.

Mantente enfocado. No permitas que asuntos personales afecten tu rendimiento laboral. Deja los problemas de tu vida privada a un lado, tus compañeros de trabajo y tu jefe lo apreciarán bastante.

Escucha. En lo laboral también se aplica: “escuchar el doble de lo que se habla”. Escucha las opiniones e inquietudes de los demás del equipo. Poner esto en práctica, evita problemas de comunicación que pueden restar a tu progreso profesional.

Sé puntual. La puntualidad significa estar a tiempo. Aplica a todo: entrega de documentos, trabajos asignados, hacer una llamada, llegar a tiempo, no abusar con los tiempos de receso o almuerzo, etcétera. Ser impuntual no significa falta de tiempo sino falta de educación. Estar a tiempo demuestra respeto a la empresa, a tus jefes y a tus compañeros de trabajo.

Actúa de forma elegante. La elegancia también se aplica al comportamiento en el ámbito corporativo. Una de las mejores formas de poner de manifiesto los buenos modales es a través de un trato elegante. En la oficina ignora los chismes y cuida tu vocabulario.

A esta lista yo le sumo el respeto. Trata a tus compañeros de trabajo, en igualdad de condiciones, sin importar su condición social o económica.

Por último, pon en práctica la discreción, pues una persona discreta se gana la confianza de todos.

¡No olvides llevar tus buenos modales al trabajo todos los días!

Artículo original escrito para el Listín Diario.

Tips para un buen comportamiento laboral

  • Sé amistoso
  • Viste de forma apropiada
  • Respeta la privacidad de los demás
  • Da crédito a quien le corresponde
  • Sé honesto
  • Acoge a los nuevos empleados
  • Abstente de lenguaje ofensivo y despectivo
  • Mantén un buen arreglo personal
  • Di “gracias”, “por favor” y “de nada”
  • Mantente positivo
  • Recuerda los nombres de los demás
  • Evita usar fragancias fuertes
  • Maneja los conflictos
  • Aléjate de los chismes
  • Mantén la oficina y espacios compartidos, limpios y ordenados
  • Controla tu temperamento
  • Respeta la cultura y religión de tus compañeros
  • Escucha a los demás
  • Habla en tono de voz moderado
  • Limita el uso de las redes sociales en el trabajo
  • Manéjate con elegancia

Créditos: “Manners Tip Sheet”, Bring Manners to Work Day – Protocol School of Washington – #MannersMatter – psow.edu

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s