El compañero de Mary


Durante mi visita a la Florida, tuve la oportunidad de compartir dos noches en casa de mi querida amiga Mary. 

 La primera noche, antes de entrar a su casa, me advirtió sobre la existencia de Paco. Me dijo que era muy simpático, muy “mono” y juquetón. Mary un tanto preocupada insistió en que le dijera si a mí me molestaría compartir con él. Por supuesto siendo yo la visita, no puse objeción alguna aunque sí tenía algo de temor o aprensión.

Al abrir la puerta, esperaba yo ver a un GRAN Paco, pero tuve que desviar la mirada a los pies pues Paco no alcanzaba más de 12 pulgadas de estatura.

Imagen

Paco

Ciertamente esta mezcla de Chihuahua y Doberman Pinscher miniatura enloqueció al ver a Mary quien a su vez, lo remuneró con unas galletitas en forma de hueso.

Imagen

Las galletitas de Paco

Mi asombro no sólo fue ver lo diminuto que es Paco sino cómo aquella impecable casa blanca estaba intacta. Estaba atónita de saber que se queda solito desde muy temprano en la mañana hasta la noche y es incapaz de “ir al baño” dentro de la casa o de hacer algún “desarreglo”.

Retomando esa primera noche, Mary lo sacó un rato al jardín, y al entrar a la casa lo colmó de abrazos y cariños y lo premió con su galletita. Una vez concluida su “sesión de cariño” Mary se despidió y Paco se retiró a su habitación. Así como lo oyen amigos, a su habitación.

 Resulta que desde el día que (Dorian) el hijo de Mary se marchó a estudiar a otra ciudad, Paco instantáneamente ocupó la cama, pero no sólo eso; agarra su sábana con el hocico, ¡se arropa y descansa su cabeza en la almohada!

 Confieso que a la que le costó dormirse fue a mí, pues el asombro de ver tanta educación en un perro me tenía desvelada.

 Al día siguiente al levantarme, ya Mary se había marchado a su trabajo y estábamos sólo dos en casa: Paco y yo. Para quienes me conocen bien saben que para mí eso resultaba un reto, pues no soy precisamente fan de los canes y además les tengo miedo (no importa el tamaño). Me costaba abrir la puerta de la habitación por temor a que Paco me estuviera esperando con gruñidos. Pero no fue así. Concluí todos mis deberes y nunca vi ni escuché a Paco. A punto de marcharme, fui hasta su puerta y ahí estaba: en la cama. Resulta que Paco me tenía miedo a mí!

Imagen

Paco ya desarropado y con miedo a bajarse de la cama

Intenté llamarlo y hacerle gracias pero por nada se me acercó. Sólo le pude tomar fotos desde lejos y confieso, un poco temorosa de Paquito, de ahí que resultaran fuera de foco.

 Al aproximarme a la salida estaba bastante nerviosa pues tenía las instrucciones de cuidar que Paco no se saliera por la puerta (obviamente eso ya no era problema), activar la alarma y tirarle a Paco su “galletita” que Mary me había dejado encima de la credenza próxima a la puerta de salida. A esto sumar que estaba lloviendo bastante y complicaba un poco la salida.

 Activé la alarma, abrí y puse seguro a la puerta, tiré la galleta al medio de la sala (por supuesto sin Paco, pero había que cumplir!) y cerré. Ya en el jardín, cuando me dirigía al carro escuché un fuerte ladrido muy cerca de mí, era el perro de los vecinos (20 veces más grande que Paco) “visitando” el jardín de Mary para “ir al baño” y quien desconocía esta nueva visitante.

 Llovía, el carro estaba cerrado aún, tenía las manos ocupadas, había cerrado la puerta de la casa y Paco no estaba para ¡defenderme! Por fortuna, al dar yo la primera vuelta al carro, el perro atendió al llamado de su dueño. Cuando pude abrir el carro puse en práctica ejercicios de respiración muy similares a los de parto. ¡Qué susto!

Para mí demasiadas experiencias caninas en apenas unas horas. No obstante, salí gratamente asombrada del entrenamiento y educación de Paco. Un sabueso precioso, coqueto y cariñoso. Lo resumiría como el “gentleman” compañero de Mary.

 

 

9 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s