¿Lechuga en mi diente?

IMG_4582

Evento Emprentásticas, Miami

¡Hoy puedo comer lechuga! Suena extraño, pero… ¿qué de particular tiene comer una hoja verde? En mi caso mucho, pues ya tengo los dientes libres y puedo ingerir lo que quiera.

Durante dos años con bracers no me atreví a comerla, al menos no en público, por temor a que se me quedara atascada en algún diente y fuera objeto de extrañas miradas al hablar.

¿Miradas al hablar? ¿Sería alguien capaz de verme los dientes verdes y no decírmelo?

¿Alguna vez te has preguntado si es correcto o no decir a otra persona que tiene comida en sus dientes? Hablemos sobre eso.

Tener comida en los dientes y no saberlo es terrible, sobre todo cuando lo descubres tiempo después al verte en un espejo. Momento en el que te preguntas: ¿por qué nadie me lo dijo? Lo cierto es, que se trata de una situación embarazosa tanto para el del diente verde como para el espectador.

Y ¿cómo decírselo a un extraño? ¿cómo decírselo a tu jefe? Hay varias formas de hacerlo. Si decírselo te hace sentir incómodo, dale unos minutos a que se dé cuenta por sí sola. De lo contrario, al mirarte esa persona, le puedes hacer un gesto con tu dedo colocándolo Diente con lechugaencima de tu labio para que capte el mensaje. Si no lo entiende, de manera muy discreta le puedes susurrar la situación.

Inmediatamente después, te diriges a las demás personas o comensales, como si nada estuviera pasando, para distraer la atención y permitir que esa persona se marche a resolver su inconveniente. Si sólo comparten ustedes dos, diriges tu mirada hacia otro lugar y retomas la conversación tan pronto regrese tu compañía. Aunque la persona se sienta avergonzada, agradecerá tu gesto.

Si eres tú el del diente decorado no intentes, en la mesa, sacar la partícula con una uña, con palillos o con la servilleta. Pide permiso y retírate al baño. Al regresar hazlo como si nada hubiera pasado, no tienes que decir el motivo de tu larga ausencia.palillo y dientes

Mi recomendación final es que en un evento corporativo, de networking por ejemplo, evites bocadillos o comida con lechuga, espinaca y demás plantas, porque suelen enredarse en los dientes y ser causa de una situación indeseada. Si tienes bracers, espera no tenerlos ¡como yo!

 

Por Jacqueline Viteri. La autora es egresada de la Escuela de Protocolo de Washington (Protocol School of Washington) y miembro del Protocol y Diplomacy International – Protocol Officers Association.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s