No sabía educar hasta que te conocí

En ocasiones del Día del Maestro comparto esta historia que me sirvió de inspiración. La escribí y publiqué en el 2013. Felicitaciones a todos los maestros que con ejercen con pasión su profesión.

Jackie Viteri

Sarita en clases Sarita en el Colegio Santo Domingo

En estos días estuve de visita por mi Colegio Santo Domingo con mi hija menor, Sarita, quien también fue alumna del Colegio por algunos años. Hicimos un recorrido por las aulas vacías (estamos en vacaciones de verano), ambas recordábamos, con alegría, nuestro paso por este centro de estudios y sobre todo recordábamos con cariño a algunos profesores muy especiales.

Ese momento me dio la oportunidad de compartir con Sarita, una historia que leí hace muchos años. Ella quedó tan impactada como yo cuando la escuché por primera vez, hasta me confesó que le encantaría ser profesora.

Al saberlo, le comenté que ser profesor requiere de muchos sacrificios pero que los resultados de su labor trascienden y tienen el poder de cambiar a la humanidad.

Aquí les comparto la historia. Espero les guste.

LA MAESTRA THOMPSON Y TEDDY STODDARD

El primer día de clases, la…

Ver la entrada original 907 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s